No te pierdas HOME OF THE WIND, el inminente documental sobre los 20 años de historia de Moonsorrow, basado en esta biografía. ¡Únete a la campaña de crowdfunding en mayo!

martes, 10 de agosto de 2010

Capítulo 6.1


Capítulo 5.2 - Índice - Capítulo 6.2

Capítulo sexto:
Oscuridad
(2005)


El álbum debut de Moonsorrow, Suden uni, gustó a mucha gente y les ganó un contrato con una discográfica importante. Voimasta ja kunniasta fue una sorpresa para el público y enseguida se convirtió en un referente del género, además de atraer la atención de bastante gente y ganarles unos cuantos nuevos aficionados. Para el tercer disco, la expectación era relativamente grande, el resultado estuvo a la altura y llegó bastante alto en las listas. Ahora, con el cuarto, volvía a haber mucha expectación, pues iba a ser muy difícil superar al Kivenkantaja. Y una vez más sorprendieron al público. Aunque llegados a este punto hay que decir que, según

Portada de Verisäkeet
creo, Verisäkeet fue el primer disco que se les filtró en internet antes de su lanzamiento oficial, de hecho a mediados de diciembre ya rulaba por las redes p2p, y esto es algo que no les hizo puñetera gracia. Así, el día del lanzamiento, la mayoría de los interesados ya se sabían el disco de memoria; en cualquier caso, el 25 de febrero de 2005 fue lanzado su nuevo álbum y, preescuchado o no, resultó ser, no un intento de superar al anterior, sino algo totalmente distinto a lo que habían hecho jamás. Sigue siendo épico, sigue sonando a Moonsorrow y siguen siendo canciones cada vez más largas, pero desaparecieron toda la pomposidad y el estilo barroco de su predecesor, dando paso a atmósferas mucho más oscuras y sonidos más crudos. Esta vez son más evidentes las influencias de la segunda ola de black metal (black noruego para los amigos), incluyendo algún que otro blastbeat (la última vez había sido en “Pakanajuhla”, el quinto tema de Suden uni) y teclados atmosféricos, con mucho menos protagonismo que antes; en algunos puntos

La caja
recuerdan a Burzum. En cualquier caso, no hay nada de Emperor ni Enslaved aquí.

En esta ocasión volvieron a contar con la colaboración de Hittavainen, quien grabó algunas partes de gaita para “Karhunkynsi”, pero finalmente fueron desechadas, “porque sonaba como cien escoceses borrachos que invadieran nuestro estudio y reventaran sus gaitas para arruinar nuestra marcha majestuosa”, cuenta Henri. (Si tienes curiosidad por oír cómo habrían quedado, escucha “Po siroi zemle” de Arkona y te harás una idea.) No sólo la música es oscura: la caja del disco está hecha de plástico opaco totalmente negro, con el logo de Moonsorrow en color dorado en la parte frontal y una pequeña pegatina con los títulos de los temas por detrás. El libreto es austero, hecho de papel sin satinar, y por primera vez en mucho tiempo, no trae las traducciones de las letras al inglés, porque quisieron hacerlo lo más austero posible; en palabras de Ville, “dejamos el libreto muy simple, habría sido demasiado grande con las letras traducidas. No tenemos compromisos en nuestro concepto, es una forma de demostrarlo. Esto es lo que hacemos, lo tomas o lo dejas”.
Porquiños
De todos modos, están colgadas en su sitio web. Además pueden encontrarse un par de referencias al asunto de la mentira: en los agradecimientos pone “Blabbermouth por la verdad”, y en la parte interior de la contraportada, de manera tal que sólo se puede ver si se quita el plástico negro, pone “Raah raah blääh!” en un lado y “Kuolema taidehomoille!” (el primer título del falso tracklist) en el otro. También hubo un cambio en las fotos promocionales: ya no salían disfrazados de guerreros ante paisajes nevados, sino que esta vez las hicieron en el sótano del padre de Ville y salían los cinco semidesnudos chapoteando en un charco de barro. Una semana más tarde de su lanzamiento, el disco estaba en el número 18 de las listas finlandesas.



Karhunkynsi

Capítulo 5.2 - Índice - Capítulo 6.2

No hay comentarios:

Publicar un comentario